Angélica Estrada

El recrudecimiento de la violencia, la falta de apoyos y programas sociales, la inatención a los sectores vulnerables, entre otras carencias, ha provocado el descontento de muchos sectores de la sociedad, entre ellos la iglesia católica.

El obispo de Diocésis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro,lamentó dicha situación y señaló que derivado del incumplimiento de los compromisos «ya no se confía en la clase política».

«Estamos tan decepcionados de todos los políticos, de cualquier gobierno, es lo de siempre, prometen y no cumplen esos compromisos y aun así quieren mantenerse en los cargos y buscan nuevos», acusó.

El prelado exhortó a todos los gobernantes a cumplir con sus funciones y trabajar por el bien de los morelenses.

La falta de resultados, en todos los niveles y dependencias,es un reclamo social constante; actualmente en Morelos existe, desde hace varios meses, una parálisis legislativa provocada por pugnas partidistas y personales entre los diputados; una fiscalía reprobada en materia de investigación, pues apenas el 0.5 por ciento de los casos presentan avances, aun y cuando es una de las más caras del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *