loader image

 

Integrantes del Comité Ejecutivo Estudiantil “Vinh Flores Laureano” de la Escuela Normal Rural “General Emiliano Zapata” han presentado una denuncia de criminalización y discriminación en contra de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM). Esto surge a raíz de una recomendación emitida por la CDHEM relacionada con actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes supuestamente cometidos en contra de alumnas de nuevo ingreso.

Estos hechos se dieron a conocer durante una conferencia de prensa nocturna transmitida en vivo a través del perfil de Facebook “Prensa Amilcingo 2023”. La CDHEM había notificado previamente a las autoridades estatales sobre esta recomendación, la cual se basó en varias quejas que alegaban actos de tortura y maltrato, supuestamente perpetrados por miembros del Comité Estudiantil de la Normal de Amilcingo, con la presunta tolerancia de las autoridades de la escuela y del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM).

De acuerdo con la CDHEM, la investigación llevada a cabo reveló múltiples violaciones a los derechos humanos, incluyendo el derecho a la educación, el derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres, el derecho a la dignidad, integridad y seguridad personal (en términos de no ser sometidos a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes), y el derecho al acceso a la justicia y a la seguridad pública.

Sin embargo, las alumnas, cubriendo sus rostros para protegerse de posibles represalias, argumentaron que esta resolución se basó en acusaciones y difamaciones que se investigaron en un proceso opaco.

Esta situación ha desencadenado un ataque político que no solo ha denigrado a la institución, sino también ha afectado la integridad física, emocional y psicológica de cada una de las integrantes de la base estudiantil, buscando la expulsión injusta de compañeras sin seguir el debido procedimiento.

Las alumnas explicaron que las quejas se presentaron un mes después de un curso de inducción, y que, sorprendentemente, las actividades del comité no fueron bien recibidas por la Comisión. Además, señalaron que el 25 de septiembre, la dirección citó a algunas de sus compañeras para notificarles su baja temporal, aunque estas afirmaron no estar de acuerdo porque no se les proporcionaron motivos específicos. También mencionaron que hubo irregularidades en el proceso, ya que los padres de las estudiantes no estuvieron presentes.

Las estudiantes consideran que esta sanción a algunas de las representantes del Comité Estudiantil es totalmente injusta y que viola el derecho a la educación de las alumnas. Exigen que se ponga fin al hostigamiento y solicitan respeto a su organización interna, así como un proceso transparente en las investigaciones relacionadas con sus compañeras. Además, denuncian que ninguna autoridad educativa ha sido sancionada hasta el momento.