Tras varios meses de negociaciones, el Movimiento Siglo XXI anunció que las mesas de negociación entre ejidatarios y la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) para finalmente liquidar las indemnizaciones por las tierras que ocuparon para la construcción de la carretera de peaje, avanzan favorablemente.

Al respecto, el vocero de la organización campesina, Diego Torres, comentó que, pese a que en un inicio la paraestatal mostró renuencia, actualmente las autoridades han dado muestra de “voluntad política”.

“Ya hubo cuando menos el caso de un Ejido donde se está avanzando ya en el cobro del dinero; sin embargo, la situación de seguridad plantea algunos problemas ahí. Hay amenazas sobre los compañeros porque ahora hay gente que de manera ilegal quiere hacer cobro de tierras, pero no son propietarios, lo que estamos checando y tomando nota”, expresó.

En este sentido, añadió que en próximos días se sostendrá una reunión con los integrantes del Movimiento para analizar la situación y evitar malos entendidos, toda vez que el Gobierno “viene dando algunas muestras de que va avanzando y esperamos en la mesa del 24 contar ya con un panorama claro de cómo va el avalúo que parece habrá alguna mejora”.

“Son una veintena de ejidos los afectados, de los cuales una docena somos los que estamos organizados en el movimiento y son 850 los afectados entre ejidatarios, con pequeña propiedad, más lo de uso común”, destacó.