loader image

 

Con el objetivo de mejorar la seguridad en el transporte en Cuernavaca y promover la prevención del delito, el personal del Secretariado Ejecutivo del Consejo Municipal de Seguridad Pública y la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano (Seprac) ofrecieron capacitación a 100 conductores que trabajan en plataformas de aplicaciones de transporte. Se estima que en la capital existen aproximadamente mil conductores que prestan este tipo de servicios.

Este curso se enmarca en una serie de capacitaciones continuas que se han brindado a conductores de Didi y Uber en el municipio. En esta ocasión, se abordaron temas relacionados con la Seguridad y Educación Vial, el Reglamento de Tránsito y la campaña “Todos Somos Peatones”, que tiene como objetivo concienciar a los conductores sobre la importancia de cuidar y proteger a los peatones, recordándoles que todos, en algún momento, son transeúntes.

Tanto el personal de la Seprac como del área del Segurichat de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) trabajaron en conjunto en esta capacitación. Marco Olvera Benedicto, el secretario ejecutivo del Consejo Municipal de Seguridad Pública de Cuernavaca, señaló que uno de los principales objetivos de esta iniciativa es organizar y unir a esta comunidad de conductores, que desempeña un papel crucial en la ciudad, mediante la creación de esferas de protección y prevención que contribuyan a combatir y prevenir la violencia.

El funcionario municipal afirmó que hasta el momento han identificado aproximadamente mil conductores que trabajan en plataformas de aplicaciones en la ciudad y han mantenido un diálogo cercano con ellos.

“Estos acercamientos tienen como objetivo establecer una colaboración que fortalezca la seguridad vial y promueva una convivencia armoniosa entre todos los actores de la movilidad urbana, tal como se establece en la Ley de Movilidad”, destacó.

Por último, los conductores de las aplicaciones reconocieron la importancia de recibir una formación continua que no solo mejorará la seguridad de sus clientes, sino que también los preparará para hacer frente a cualquier situación de emergencia. Esto les permitirá ofrecer un servicio más profesional y cumplir con el Reglamento de Tránsito de manera efectiva.