Hugo Barberi Rico

• Lo que pasó en el campamento ahí se queda, les habría dicho la directora

“El ‘profe’ nos estaba revisando, hizo que nos quitáramos la ropa y era por la fuerza, no era de que, si queríamos, nos dijo que nos la teníamos que quitar: ‘quítatela y rápido póntela’… no tienen derecho…”, así narró su experiencia Alexander Ruiz Díaz, estudiante del Colegio de Bachilleres, plantel 06 de Tlaltizapán de Zapata, Morelos.

Como ya se informó en La Jornada Morelos, estudiantes de dicho plantel de nivel medio superior denunciaron el abuso de profesores que los obligaron a desnudarse cuando visitaron el campamento “Tierra Alta”, de la comunidad de Xoxocotla.

En entrevista, el estudiante detalló que en el campamento se reportó un robo y los profesores procedieron a revisarlos, desnudando a todos los jóvenes asistentes.

Precisó que primero revisaron las mochilas, pero los profesores identificados como “Edgar” y “Antonio”, “se dieron el privilegio de revisarnos, quitarnos los calzones a nosotros, los puros hombres, (en grupos) de tres personas que pasaban al baño, nos cerraban la puerta. Estaba uno cuidando la entrada y la salida y ahí estaba un profe y nos estaba revisando…”

Se presentaron tres jóvenes a iniciar una carpeta de investigación por “acoso sexual” a la fiscalía regional ubicada en Jojutla contra los profesores, tras los acontecimientos que vivieron en “Tierra Alta”.

Por otro lado, también demandaron la destitución tanto de los profesores como de la directora del plantel, Norma Domínguez Quezada, “que se sepa qué clase de personas que son”, señaló.

Denunció que la directora bajó a los alumnos del camión 401 para advertirles “que no hablaran. Tengo hasta un audio donde la directora (le reclama a un alumno) que por qué le está hablando a su mamá, que lo que se hacía ahí, se tenía que quedar ahí, es lo que nos dijo el profesor Antonio y Edgar”.

Demandó que los involucrados no vuelvan a pisar ninguna institución educativa, para que ya no se repitan este tipo de actos “con otros chavos o con mujeres”.

Finalmente, el alumno demandó que intervenga la Secretaría de Educación Pública, para que afronte el hecho y destituya a los involucrados “porque se les paga para que eduquen no para que acosen”.