El pintor y grabador José Luis Calzada Mata, quer actualmente incursiona en la técnica digital, exhibe desde el pasado 17 de noviembre obras pictóricas en su exposición “Retrospectiva”, en el restaurante y espacio cultural independiente Le Pastis.

Es autodidacta y que no estudió en ninguna escuela. En 1968, procedente de Durango, llegó a la Ciudad de México para estudiar arquitectura, en pleno movimiento estudiantil. “Me metí a talleres de literatura, cuento, poesía, ensayo, novela, marxismo, de grandes filósofos. De arquitectura, me cambié a Ciencias Políticas. Entre más leía más me llenaba de imágenes y eso se refleja en obra que hice en esos años. En ese entonces, cada facultad tenía su cineclub, en el cine aprendí mucho de la nueva ola francesa, actores italianos, cinema brasileño, aprendí mucho más ahí que en las facultades, para los pintores influyen mucho las imágenes. Milité en movimientos de izquierda, realicé mucho trabajo con la clase obrera, sobre todo en la zona de Vallejo y Tlalnepantla”.

Casualmente llegó a Cuernavaca por invitación de su actual pareja, y, aunque no tenía planeado vivir aquí, ya lleva seis años: “Mis padrinos aquí fueron los Maciel, me conectaron con otros colegas, gente del medio, con autoridades, me dieron todo su apoyo”.

El fotógrafo y promotor cultural Dany Hurpin, fue quien monto esta exposición: “Le pregunté cuánta obra cabría en este lugar, me respondió que entre 15 ó 20 piezas, seleccioné 20, e hice una selección de 17, se las traje y también incluí una fotografía de Efrén Galván, es una buena composición. Le Pastis ya es un referente cultural”.

–¿Qué piensa del cambio análogo a digital?
–Pienso que las nuevas tecnologías son excelentes. Incluso en muchas galerías exponen copias de las obras y los originales los protegen, los guardan en las bodegas. La resoluciónn en digital es casi del noventa por ciento de la obra original, lo he comprobado: tengo obra original, la escaneo y la imprimo en tela o papel y no puedesn distinguirt cuál es la original y cuál la reproducción. Tengo una fractura en el brazo desde hace meses y estoy en terapia, puedo dibujar y pintar pero no hacer grabado porque es muy pesado. He realizado cerca de 200 grabados que las reproducciones andan regadas en todo el mundo. Soy miembro del Jardín del Arte de la Ciudad de México desde hace 35 años, ya estoy inventariado, tantos árboles, tantas bancas, tantos pintores y grabadores; ahí llega gente de todo el mundo, tuvimos un paréntesis con la pandemia, pero he expuesto en Alemania, Nueva York, Nicaragua, España y diferentes partes del mundo gracias a los contactos generados ahí, salieron de ahí, del Jardín, no de Bellas Artes ni del Conaculta, fueron contactos directos.

–Por circunstancias ajenas a usted llega a Cuernavaca ¿qué piensa de su hogar adoptivo?
–Que está muy descuidada por sus autoridades, siendo una ciudad tan bella, donde vivió Malcolm Lowry que estuvo hospedado en el hotel La Selva, desafortunadamente demolido, ahí estuvieron muchos personajes importantes, muchos artistas, escritores, músicos. Me encanta Cuernavaca, lástima de gobernantes, como en todas partes, tienen presupuesto y ni siquiera pavimentan las calles, en donde vivo, en Lomas de Tzompantle, la calle está llena de baches. A media cuadra de Pastis está el Museo Robert Brady que cuenta con dos originales de Tamara Łempicka, es una pintora que me gusta mucho. Aquí me he relacionado con algunos artistas, pintores y escultores, con los Coronel, con Cauduro coincidí en una exposición colectiva, ahora con los Maciel, son muy activos los dos. Uno va aprendiendo mucho. Insisto, lástima que la tienen tan olvidada, esa es la impresión que a mí me da, salvo a estos lugares que son como un oasis, donde expones y compartes obra y te relaciones con gente, finalmente lo único que no salva es el arte, la cultura.

La exposición estará en exhibición hasta el último día de enero de 2023, en el restaurante Le Pastis, que se encuentra ubicado en la calle Hidalgo número 20 Altos, en el Centro Histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *