loader image

 

Trabajadores del Sindicato Nacional de Renovación al Servicio de los Trabajadores del Poder Judicial Federal (STPJF) solicitaron al gobierno federal que respete sus derechos laborales y evite un recorte en el presupuesto del máximo órgano de impartición de justicia federal para el año 2024, como se ha propuesto.

En una protesta simultánea a nivel nacional, la sede de Cuernavaca ubicada en la colonia Flores Magón, así como las oficinas ubicadas en el Centro de Cuernavaca, se sumaron al rechazo de los sindicalizados, quienes amenazaron con llevar a cabo un paro a nivel nacional.

Según Azucena Cristal Taboada Villanueva, oficial C del Poder Judicial, el gobierno federal pretende llevar a cabo un recorte presupuestal que resultaría en la vulneración de 14 fideicomisos, incluyendo apoyos como lentes, becas, transporte, entre otros.

Por esta razón, Taboada Villanueva solicitó a los representantes del Senado de la República evitar la reducción del presupuesto, a fin de no afectar a los más de mil 100 trabajadores que conforman el Poder Judicial del Décimo Octavo Circuito.

“El recorte propuesto al Poder Judicial de la Federación impactaría nuestras prestaciones, bonificaciones y salarios. Además, existe un bono del Poder Judicial que garantiza nuestro acceso a la salud, y cuando un trabajador enfrenta una enfermedad terminal, esta es cubierta mediante un fideicomiso”, señaló.

Finalmente, añadió que, en caso de no recibir atención ni ser escuchados por las autoridades, se plantearía la posibilidad de llevar a cabo un paro a nivel nacional para evitar la reducción del presupuesto.