En este espacio tendremos una convergencia de tiempos y de historias,
viajaremos al pasado pero nos atreveremos a imaginar lo que será el
futuro y analizar los tiempos que corren. Lo mismo coincidirán los
arquitectos de las grandes tecnologías de la información, que las
anécdotas que están detrás de las creaciones tecnológicas y los hábitos
de los geeks y los frikis de la tecnología; hablaremos de algoritmos,
que de telecomunicaciones, de redes sociales que de inteligencia
artificial. Nada relacionado con la tecnología de punta nos será ajeno.
Esperamos gozar de su compañía en esta travesía por las diversas facetas
de la revolución tecnológica que vivimos.

¿Quién inventó internet?
Antulio Sánchez
Una revolución tecnología es resultado de la conjunción de distintos esfuerzos y talentos, de grandes cerebros, de indagaciones provenientes de diferentes tiempos y que al ser retomados por investigadores o inventores en un momento coyuntural, pueden permitir ensamblar diversas herramientas y generar un nuevo y revolucionario producto. En el caso de la computadora, un artículo de Alan Turing sirvió como disparador para la fabricación de una máquina lógica basada en el 0 y el 1 llamada computadora, la cual fue construida en 1945 por John Presper Eckert y John Mauchly, y llevó el nombre de ENIAC, la cual se conoce como la primera computadora.
De hecho, en varias partes del orbe la construcción de la computadora ya había sido impulsada por muchas personas, como lo muestra Walter Isaacson en su muy buena obra Los Innovadores: la historia de los genios que crearon internet. Como suele ocurrir en períodos de invención efervescente, y eso es cierto en el caso de la computadora y, sobre todo, de internet, la misma idea es presentada por varias personas y sería difícil, e inútil, tratar de establecer su paternidad.
El nacimiento de internet no se explica sin añadir un ingrediente humano esencial: la cooperación. Es la concurrencia de talentos la que destaca en la confección de la misma. Internet es una herramienta cooperativa que se inventó de forma asociativa. Resultado de ello es que no podemos decir con precisión quién creó internet.
En la creación de la red de redes hay aportes de talentos como Licklider, Bob Taylor, Larry Roberts, Steward Brand, Robert Khan, Vinton Cerf, Jon Postel, Steve Croker, Paul Baran, etcétera. Además, habría que agregar a hackers, hippies y una serie de usuarios pertenecientes a diversos sectores. Una historia que ha sido recogida de forma magistral, aunque parcialmente, por Katie Hafner y Mateehew Lyon en Where Wizards Stay Up Late: The Origins of the Internet. A los nombres registrados en este libro se deben añadir docenas, si no cientos de otros. Internet no sólo es el resultado de un conjunto de tecnologías sino también de una multiplicidad de invenciones. Internet es el genuino resultado de la inteligencia colectiva.
La red no es el producto de la generación X o la millennial, deriva de estrategias científicas y bélicas remontadas a la Segunda Guerra Mundial; como dice Johnny Ryan en A History of the Internet and the Digital Future: internet es un producto sobre todo de la generación baby boom.
El proceso que condujo a la creación de la primera red, ha sido resumida por Paul Baran: «el proceso de desarrollo tecnológico es casi como construir una catedral. En el transcurso de varios cientos de años, nuevas personas se acercan y cada una de ellas coloca un ladrillo sobre las antiguas construcciones, cada una de las cuales dice: construiré una catedral, al mes siguiente se coloca otro ladrillo sobre el anterior. Luego viene un historiador que pregunta: bueno, ¿quien construyó la catedral? Pedro agregó algunas piedras aquí y Pablo agregó algunas más. Si no se tiene cuidado, se puede creer que alguien hizo la parte más importante. Pero la realidad es que cada aporte tiene que seguir o continuar sobre trabajos anteriores. Todo está ligado a todo lo demás».
Hoy nuevos ladrillos se siguen agregando a Internet, para hacerla una tecnología virtual en cuanto está siempre en permanente actualización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *