loader image

 

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción detuvo a Jerónimo Bernal Soliveras, ex director del Fideicomiso del Lago de Tequesquitengo. Se le acusa de favorecer con contratos millonarios a una empresa propiedad de su padre. La actual administración presentó la denuncia tras su salida del gobierno de Graco Ramírez Garrido Abreu. La detención tuvo lugar el pasado sábado en una zona residencial de la colonia Vista Hermosa de Cuernavaca.

De acuerdo con los archivos, Jerónimo Bernal presuntamente desvió 130 millones de pesos a través de 24 contratos de obra pública asignados directamente a la empresa “Berso Edificaciones S.A. de C.V.” y a “Tekarq S.A. de C.V.”, presuntamente propiedad de su padre. Estos contratos se otorgaron a través de dependencias como la Comisión Estatal del Agua (CEAGUA) y la Secretaría de Obras Públicas del gobierno estatal, a pesar de que, por ley, las licitaciones deben ser públicas y estar abiertas a empresas que puedan cumplir con los requisitos.

La Fiscalía Anticorrupción solicitó la aprehensión de Jerónimo Bernal por los delitos de Ejercicio Abusivo de Funciones y Tráfico de Influencias. Un Juez de Control emitió la orden de aprehensión, que fue cumplida en la colonia Vista Hermosa de Cuernavaca. La detención se llevó a cabo sin violencia, de manera pacífica y sin afectar a terceras personas en un lugar público. El exfuncionario será puesto a disposición del Ministerio Público para ser imputado ante un Juez por los delitos mencionados.

Jerónimo “N” renunció voluntariamente a su cargo en octubre de 2016. En ese momento, el gobierno estatal emitió una declaración en la que se deslindaba de posibles irregularidades cometidas por él.