El Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), encabezado por Marco Antonio Alvear Sánchez, se ha convertido en un elefante blanco porque no defiende los derechos a la información de las y los ciudadanos; con sus omisiones, fomenta la impunidad, la opacidad y la corrupción, denunció Roberto Salinas, codirector del Centro de Investigación “Morelos Rinde Cuentas”.

A casi 20 años de la creación del IMIPE como una consecuencia positiva de las leyes Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública y de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Morelos, dicho organismo ha brillado por incumplir en sus funciones y, lo peor, por ir en contra de su esencia que es velar por la transparencia, según acusó en entrevista para la Jornada Morelos el investigador.

“Todos los ciudadanos tenemos el derecho constitucional de acceder a la información pública, es decir, que las instituciones públicas nos tienen que entregar la información que no sea reservada, pero en general hay una gran cantidad de información que podríamos acceder los ciudadanos, pero hay instituciones que se niegan a ello por diversas razones, y por eso recurrimos al IMIPE que debería ser una instancia aliada”, dijo.

“Pero el IMIPE ha sido un obstáculo porque han desaparecido las quejas que hemos tramitado, han impedido que podamos acceder incluso información del propio organismo de transparencia”.

Recordó que hace algunos meses Morelos Rinde Cuentas reveló la existencia de “aviadores” en el IMIPE. “Incluso al interior del IMIPE, en 2018, habíamos encontrado y denunciado posibles casos de corrupción, nepotismo y de presencia de “aviadores”, tuvimos que recurrir a instancias federales como el INAI para obligarlos a que cambiaran sus resoluciones y nos entregaran información”.

Integrantes del colectivo intentaron formar parte del Consejo Consultivo del IMIPE, pero fueron obstaculizados y vetados por considerarlos incómodos.

“Hemos tratado también de abonar y de apoyar para decirles cómo mejorar el manejo de sus bases de datos sobre los recursos de queja que transmitan los ciudadanos, pero no lo han tomado en cuenta, no han querido dejarse ayudar”, apuntó Salinas.

Destacó que un síntoma que refleja lo que hoy representa el IMIPE es que ni siquiera al interior del organismo hay transparencia en el manejo de los recursos.

“Existe un desorden al interior de la instancia, observamos un desastre en el manejo de los recursos, no saben ni siquiera cuáles recursos les faltan”, añadió.

Salinas recordó que una de las acciones más graves y delicadas que ha incurrido el IMIPE es que solapó que desde el Congreso de Morelos en la LIII Legislatura no entregarán información y archivos sobre cómo se gastaron los recursos y dicho organismo no intervino.

“Detectamos que en el Congreso de Morelos estaban desapareciendo información y notificamos al IMIPE, ya tenía algunas quejas y dejaron que se fueran sin entregar documentos y hoy en día no sabemos cómo gastó esa legislatura y en eso fue fundamental el IMIPE, que facilitó este caso de corrupción y de impunidad”.

Para Roberto Salinas, las y los comisionados están incumpliendo en las funciones claramente establecidas en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Morelos.

“Creemos que, con instituciones así, la impunidad se incrementa y la corrupción continúa; nos parece que no está funcionando correctamente, aunque hay cambios, aunque ahora hay cinco funcionarios nuevos, pues nos parece que las cuotas y cuates continúan y esto afectan las decisiones al interior del IMIPE, un organismo que realmente no está funcionando para la ciudadanía”.