Carlos Quintero J. 

Luz de Alba y Alba Iraís, madre e hija son acusadas por la desaparición de una bebé, de quien no hay ningún indicio de su existencia más que la versión de la propia madre y una fotografía que aparece en una página de internet, pero publicada dos años antes del supuesto nacimiento.

Las dos mujeres llevan más de 6 meses en prisión preventiva. La mañana del jueves 2 de marzo iniciaría el juicio en contra de las personas acusadas, pero la audiencia fue diferida porque, un día antes, la supuesta madre decidió cambiar de asesor jurídico y el tribunal de enjuiciamiento le asignó un asesor público.

Así, el tribunal de enjuiciamiento concedió 27 días a la nueva asesora jurídica para imponerse del caso, lo anterior a fin de no vulnerar los derechos de la persona víctima, pero la apercibió de que no podrá cambiar de asesor jurídico en caso de que desee nombrar a uno nuevo

Los familiares de Luz y Alba sostienen que la Fiscalía Especializada de Desaparición Forzada de Personas no llevóa cabo una investigación eficiente pues hay una serie de irregularidades que ponen en duda la versión de la madre del infante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *