loader image

Erick Abraján Juárez 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) suspendiónuevamente el servicio eléctrico a los pozos de bombeo Zona Militar, Chamilpa, Monasterio y Cuernavaca II, con lo que se afecta a más de 25 mil habitantes, informó Evelia Flores Hernández, directora general del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac).

La funcionaria detalló que la CFE requirió el pago de 4 millones de pesos que el Sapac se había comprometido liquidar por el consumo de los meses de diciembre y enero, cantidad que no se pudo cubrir por la falta de recursos.

“Yo me atreví a decirles que no había manera de que el Sapac llegará a pagar, es imposible cumplir y ahorita ya nos están requiriendo el pago de seis millones más por lo que va del mes de febrero”, acusó.

Agregó que la paraestatal le informó que la deuda histórica de la comuna subió a 310 millones de pesos pese a que en la última reunión se les notificó que era de 290 millones.


Exhortó a la CFE a no realizar más cortes para evitar que la población se afecte aún más, e informó que a los afectados se les dotará de agua mediante pipas, lo que generará un gasto extra pues el ayuntamiento no cuenta con ese tipo de vehículos.

Exigen el vital líquido 

Habitantes del barrio de Gualupita bloquearon las calles de Melchor Ocampo, Pericón y la Calzada Leandro Valle para exigir el suministro de agua potable, suspendido desde hace 15 días.

El vecino David Guerrero Martínez indicó que las autoridades del Sapac no han enviado pipas con agua potable pese a que varios de los usuarios realizaron su pago anticipado. “Para evitar problemas de salud, algunos de nosotros vamos a asearnos a casa de nuestros familiares, hay otros vecinos que hacen acarreo de agua. Hasta ahora no ha acudido alguna autoridad del municipio de Cuernavaca a darnos la cara, sólo el personal del Sapac está revisando las válvulas de la colonia El Miraval”, dijo.

Otros vecinos de las colonias Chipitlán, Pilares, Burocrática, Mina 5 y Quintana Roo, bloquearon la avenida Morelos Sur para exigir la reanudación del servicio pues no cuentan con agua desde el lunes pasado. Margarita Ramírez, vecina de la colonia Chipitlán, reclamó a las autoridades del Sapac por aumentar las tarifas del servicio de agua potable pues, dice, anteriormente pagaban un recibo de 200 pesos, mientras que hoy en día deben de pagar entre 600 y 800.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.