Erick Abraján Juárez

Hace unas semanas una usuaria del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunció al personal de la institución por «defraudación» al quitarle 544 semanas cotizadas que en su momento pagó con trabajo extra para poder alcanzar una pensión digna. 

Rosa María Hidalgo Berra de la colonia Deportiva del municipio de Jiutepec presentó su alta al seguro social el 21 de enero de 1980 con una baja el pasado 19 de diciembre de 1995, en ese momento contaba con un total de 780 semanas cotizadas. 

Posteriormente, del primero de enero de 1996 al 15 de octubre de ese año; sumó 41 semanas cotizadas al haber laborado en la empresa Derivados de Gasa. Mientras tanto, el pasado primero de septiembre del 2021 al 28 de febrero del presente año pagó un total de 74, pues se registró como trabajadora independiente. 

Debido a esta situación, solicitó a las autoridades de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social puedan resolver su situación y restablecer un total de 544 semanas cotizadas, las cuáles no han sido reconocidas. 

Con un semblante cansado y triste, Rosa María Hidalgo Berra, acusó al personal de la subdelegación del IMSS en Cuernavaca por mal trato al solicitar información sobre sus semanas cotizadas del periodo 1 de septiembre del 2021 al mes de febrero del 2023. 

El pasado seis de febrero, solicitó un informe sobre sus semanas cotizadas antes de dar la baja voluntaria como trabajadora independiente, labor que inició el primero de septiembre del 2021, debido a que contaba con 64 años. 

Posteriormente, el pasado 11 de abril del presente año, presentó una carta al IMSS subdelegación Cuernavaca, para solicitar la integración de sus 544 semanas cotizadas, las cuales no se encuentran registradas en el sistema del Seguro Social. 

«Cuando me informé en los módulos de la subdelegación, me dijeron que con un año de pago se restablecieron mis semanas cotizadas; sin embargo, con mucho esfuerzo, trabajé bajo el Régimen de Incorporación Fiscal en la actividad económica servicios de limpieza de inmuebles y pagué hasta el mes de febrero del 2023, que es más de un año. En todas todos los módulos donde me daban información, el trato como persona de la tercera edad, deja mucho que desear, así también de mala gana me informaron que mis semanas no se podían integrar y estaban perdidas.” 

“Haciendo mis pagos bimestrales y la renovación de mi contrato en tiempo y forma. En noviembre del 2022 solicité las semanas cotizadas por medio del portal del IMSS; y muy contenta me puse cuando efectivamente las semanas cotizadas estaban integradas, afortunadamente las imprimí y guardé». 

Rosa María Hidalgo aseveró que con fecha del pasado 29 de noviembre del 2022, las semanas cotizadas marcaban 792. Por ello, solicitó pagar otro bimestre. 

«Decidí pagar un bimestre más por qué mis actas de nacimiento no estaban actualizadas como me comentaron en la clínica número 3 a la que pertenezco; así que no estando en plataforma para ser impresa en los registros civiles del estado de Morelos; me desplacé a solicitarla en el estado de Puebla, en febrero solicité de nuevo por medio del portal del IMSS semanas cotizadas, contaba con la cantidad de 802, con fecha 6 de febrero del 2023». 

Por ello, la mujer de 66 años aseveró que en el mes de marzo del 2023 y a unos días de vencer su baja voluntaria, reunió su documentación para solicitar información, sin embargo, en cada módulo de información recibió mal trato por no saber usar la tecnología. 

«Ya en la clínica número 3, en prestaciones económicas, había una larga fila porque no había sistema, cuando por fin lo hubo me dijeron que mis semanas cotizadas necesitaban una actualización. Regresé en los días hábiles que me dijeron; y me atendió otra persona diciéndome que las emanas estaban perdidas y que no había forma de recuperarlas. 

«Me enviaron a la Subdelegación en Cuernavaca; y también me dijeron lo mismo y que mejor renunciara a mi pensión.  Reuní mis documentos originales de cuando mí primer patrón me dio de alta, las semanas cotizadas impresas, mi afore, acta de nacimiento, mi constancia de hacienda, comprobante de domicilio, inscripción como trabajador independiente todo lo que acreditara el tiempo que trabajé con un patrón y lo que pague como trabajador independiente», explicó. 

Indicó que una vez que intentó ingresar el escrito con todas las copias, la persona que atiende Oficialía de Partes; “me dijo que no sirve de nada, porqué mis semanas cotizadas están ya perdidas, que mejor me regresará a la clínica que me corresponde a ver que podía solucionar, y llenará formatos porque si metían el escrito me tardarían seis meses o más. Volví a regresar a la clínica 3 y me dijeron que firmara una negativa de pensión, que no podían hacer más por mí”, dijo. 

Regresó a la subdelegación e insistió en el escrito, donde no le quisieron aceptar las copias de sus comprobantes, sólo el escrito sin soporte de su dicho, pero también le dijeron que no había más por hacer. “Quiero que quede como antecedente el mal trato que dan a las personas de la tercera edad. También que se haga constar lo mal informados que están sobre el régimen de incorporación fiscal y el subsidio al cual apliqué, para pagar de forma bimestral, ya que en la clínica 3 me informaron que estaba pagando mal. Y que por ese error me quitaron las semanas cotizadas», reveló.  

«¿Qué pasa con las 544 semanas restantes de mi vida laboral? Trabajé 17 años y un poco más para una pensión digna bajo la ley 1973; no es justo perder el esfuerzo realizado para activar mi seguro social, pagado con mí trabajo el servicio. En la actualidad no les dan trabajo a las personas de la tercera edad, y también se sabe que quien cuenta con dinero puede pensionarse sin la necesidad de pasar por todo lo que yo he pasado, en poco tiempo. Buscar a quien pagar una relación laboral, para cubrir las semanas que faltan. ¡Todo lo hice conforme a mi derecho el reactivarse cómo trabajador independiente ante el IMSS, apliqué a un subsidio!». 

Por tal motivo, Rosa Hidalgo solicitó a las autoridades de la subdelegación del IMSS, la integración de sus semanas cotizadas para poder pensionarse bajo la ley 1973, y que les sean reconocidos sus derechos laborales.  

«Requiero que se me informe también, el motivo por el cual no tengo derecho a mi pensión, o se integren mis semanas cotizadas, me muestren bajo qué ley, en qué artículo, le quitan el derecho a una persona de 66 años su derecho a pensionarse. Y además de mal informar. Y por qué he perdido mis semanas cotizadas que con tanto esfuerzo trabajé. En caso de no poder atender mi solicitud, me den orientación a qué área y dependencia del IMSS puedo acudir a solicitar mi derecho».