loader image

 

Margarita González Saravia, aspirante a la coordinación de los Comités de la Cuarta Transformación en Morelos y a la candidatura a gobernadora por Morena, denunció ser blanco de una campaña de guerra sucia en su contra, en la que se incluyen llamadas telefónicas con contenido incoherente y molesto en su nombre, lo que ha indignado a la candidata y lo considera una falta de respeto hacia la ciudadanía.

Luego de que se conoció que ella aparecerá en la encuesta interna de Morena y que tiene el puntaje más alto entre las mujeres, han iniciado la guerra sucia en su contra con llamadas telefónicas con el propósito de molestar a la ciudadanía utilizando su nombre.

En una entrevista para La Jornada Morelos, González Saravia expresó su indignación ante estas acciones y las calificó como una falta de respeto hacia los morelenses. Destacó que se trata de guerra sucia por lo que ha decidido tomar medidas legales al respecto.

La candidata mencionó que presentará una denuncia en el Instituto Nacional Electoral (INE) y otras instancias competentes para poner un alto a esta situación. Confirmó que estas llamadas y la violencia política por razón de género que se difunde en redes sociales “están directamente relacionadas con su destacada posición en las encuestas de preferencia electoral al interior de Morena”.

Margarita hizo un llamado a la ciudadanía a no vincularla con esta campaña de guerra sucia, reiterando que es un ataque que busca obstaculizar la llegada de la democracia y de un proyecto honesto al estado de Morelos. La candidata subrayó que se encuentra en contra de estas prácticas y espera que su denuncia en este medio de comunicación “sirva para deslindarse de estos ataques”.

A pesar de la guerra sucia en su contra, Margarita González Saravia se posiciona como la candidata con mayor respaldo entre las mujeres en las encuestas realizadas en el estado de Morelos. La candidata subrayó la importancia de continuar con su labor y el compromiso con el proyecto que representa, a pesar de la campaña de desprestigio.