El vicario de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Nájera, urgió a las autoridades a cambiar la estrategia de seguridad, al referir que los hechos delictivos que se suscitan cada día en Morelos muestran una realidad que “nos ha superado”.

En entrevista, añadió que no es lógico que se piense que no pasa nada cuando “estamos cada día llenos de miedo” tanto en el estado como en todo el país, principalmente en la capital morelense y colonias aledañas que han sido invadidas por la violencia.

“Sí se escucha al feligrés no querer salir muy tarde, no querer andar por algunos lugares, etcétera, eso es evidente y con respecto a estas elecciones al voto se han mostrado sin querer participar, precisamente para no entrar en estas situaciones de inseguridad, sin querer participar, no quieren ni ir a votar, eso es preocupante”, expresó.

Asimismo, señaló que los malos resultados de los gobernantes ocasionan la desilusión de los votantes, quienes tampoco por ese motivo quieren salir a las calles; sin embargo, como iglesia conminó a los fieles a ejercer el derecho que tienen de elegir a sus representantes para que las elecciones sean más justas y parejas.

“La iglesia llama a votar porque al final es un derecho, es una obligación y, sobre todo, pues que se realice ese voto responsable y social”, declaró Toral Nájera.

El vicario nuevamente se pronunció por un cambio en la estrategia de seguridad del gobierno del estado “es importante reconocer que la realidad nos ha superado y que no nos han dado (las autoridades) lo que a los ciudadanos nos interesa”.

Pidió también a las tres candidatas al gobierno estatal acercarse a la Iglesia para firmar el Acuerdo por la Paz propuesto por la Conferencia del Episcopado Mexicano, con el fin de sumar esfuerzos gubernamentales y ciudadanos para terminar con la violencia.