La desaparición de los órganos electorales en México sería igual que perder la esencia del país, ya que gracias a ellos se pueden llevar a cabo procesos democráticos que respetan las decisiones de la gente, como en el caso de la creación del nuevo municipio indígena en el que se tomarán en cuenta todas las voces de la gente, consideró Mireya Gally Jordá, consejera presidenta del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac).

“Estos organismos, como el Impepac en Morelos, llevan a cabo este tipo de actividades que también va en beneficio de la comunidad y la sociedad. Los organismos públicos tienen muchas actividades con la sociedad y son instituciones que le pertenecen al Estado”, consideró.

Los órganos electorales son parte del federalismo y la soberanía estatal, por lo que hizo un llamado a la población a analizar su desaparición y que se informe de cuáles son sus funciones y el trabajo que se realiza.

“Es mucho más profundo que nada más desaparecer una institución. Estamos hablando realmente de la esencia del país y de las 32 entidades federales que constituyen la República Mexicana”, apuntó.

Actualmente, se discute la reforma electoral presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador que crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) en sustitución del Instituto Nacional Electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *