Viviana Gutiérrez

A seis años de la inauguración del Paso Exprés «Tlahuica» de Cuernavaca se han registrado más de mil accidentes en este tramo carretero, más que el número de multas que los elementos de la Guardia Nacional han elaborado desde que tomó el control del también llamado paso de la muerte. 

De acuerdo a una investigación hecha por La Jornada Morelos, el comisario Manuel Javier Francisco, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de las fuerzas federales, manifestó que es la estación Cuernavaca la encargada de vigilar que no se violen los límites de velocidad y que se cumplan las reglas de circulación en el Paso Exprés; sin embargo, en el 2022 apenas y rebasaron 50 amonestaciones contra conductores. 

Aun cuando cada elemento asignado cuenta con radares para la detección de velocidad, en todo el año pasado sólo se levantaron 51 infracciones por no respetar los límites de velocidad, como confirmó la Guardia Nacional mediante oficio, situación que contrasta con el hecho de que a la semana, al menos se verifican tres percances relacionados a este motivo. 

La cifra de infracciones en el Paso Exprés también queda muy por debajo de las que se levantan en otros sitios de Cuernavaca, en donde, durante el mismo periodo, realizaron más de 11 mil sanciones por violaciones a las reglas de circulación vigentes en el estado de Morelos. 

Otro ejemplo, es el número de infracciones a motocicletas menores de 250 cc, como la mayoría de motonetas y motos de trabajo ya que, a pesar de que su circulación está prohibida en el Paso Exprés, lo que se consta en los señalamientos colocados en los accesos, su acceso a la vía es indiscriminada; no obstante, en 2022la Guardia Nacional sólo emitió 11 amonestaciones.   

Cabe destacar que aunque la información es pública, al tratarse de una dependencia federal, al cuestionar cuántos elementos están destinados para la vigilancia del Paso Exprés, el titular de la Dirección General Consultiva y Control Regional, en su calidad de suplente del presidente del Comité de Transparencia de la Guardia Nacional,  Gustavo Romero Rosas, en lugar de dar solamente la cifra,contestó lo siguiente:

El derecho de acceso a la información no es irrestricto al existir excepciones plasmadas en el artículo 113 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, no en un afán de evadir la obligación de garantizar este derecho sino en virtud de las implicaciones que su publicidad generaría a la propia sociedad y sus miembros, así como a la vida de las personas, supuestos contemplados en la norma aplicable, así pues, esta Guardia Nacional pugna por favorecer la transparencia y combatir la opacidad en cumplimiento a dicho ordenamiento legal, salvo en los casos en que se lesionen los bienes jurídicos tutelados por el Estado Mexicano previamente establecidos, como lo es la vida de las personas y en ese tenor la seguridad pública. 

“El estado de fuerza de esta Guardia Nacional está conformado por diversos elementos que en conjunto tienen como objetivo el resguardo de la seguridad y paz pública, es decir, se integra con la capacidad de acción y la de sus elementos objetivos y subjetivos como son la logística y la estrategia de despliegue. En el caso que nos ocupa de revelarse la cantidad de personal de esta Institución policial y su presencia en lugares geográficos específicos en desarrollo de las funciones que tiene a su cargo relacionadas con la seguridad pública, permitiría obtener un estimado del estado de fuerza y capacidad de reacción que esta institución tiene en histórico y actualmente para dichas actividades, y por tanto la posibilidad de formular predicciones sobre su actuación en acontecimientos presentes o futuros. 

“En ese sentido, dar a conocer el número total de integrantes que se encuentran desplegados en la Estación Cuernavaca dedicados a verificar que se cumplan las reglas de circulación en el denominado Paso Express, permitiría obtener un estimado del estado de fuerza que esta Institución ha empleado para eventos específicos y con ello, formular predicciones sobre su actuación en acontecimientos futuros”.

Con respecto al número de patrullas de la Estación Cuernavaca que están destinadas a verificar que se cumplan las reglas de operación en el Paso Exprés, la respuesta fue nula; a pesar de que se solicitó  que la información fuera entregada a través de la plataforma de transparencia, la respuesta de la Guardia Nacional fue pedir el domicilio particular de la reportera, lo que resulta intimidatorio, toda vez que ni el solicitante tiene la obligación de incluso proporcionar el nombre real, ni la dependencia a solicitar ningún tipo de información. 

Además, la respuesta entregada a través de la plataforma de transparencia no fue firmada por nadie, como las anteriores, lo que evidencia que ningún funcionario de cualquier nivel se responsabiliza de la respuesta y las consecuencias derivadas de la respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *