loader image

El Fiscal General del Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, confirmó que se presentó este viernes en el Centro de Justicia Federal ubicado en Ciudad Judicial del estado. Su objetivo era conocer el nombre del juez encargado de revisar las pruebas relacionadas con el delito de tortura por el que se le acusa, después de que la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción del estado lo denunciara.

Sin embargo, el Juez de Control, Natanael Subdias, decidió declinar la competencia para llevar el caso, argumentando que no se habían cumplido ciertas formalidades. Esta es la segunda ocasión en la que un juez rechaza tomar el caso de la denuncia de tortura contra el Fiscal. Por este motivo, será un Tribunal Colegiado sobre el que recaiga resolver esta situación.

La Fiscalía Anticorrupción acusó a Carmona Gándara de haber encubierto la tortura infligida a Luis Alberto “N” por parte de elementos de la Policía de Investigación Criminal durante su detención el 21 de abril de 2023 en el municipio de Huitzilac. El joven había sido señalado en relación con el secuestro y homicidio de dos trabajadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

El 12 del mismo mes, los dos jóvenes y el hermano de uno de ellos fueron localizados en la comunidad de Fierro del Toro después de varios días de búsqueda. No obstante, la Fiscalía Anticorrupción decidió retirar la denuncia y argumentó haber “extraviado” el expediente del caso. Posteriormente, la Fiscalía General de la República (FGR) asumió el caso por considerarlo de “lesa humanidad”.

En la Ciudad Judicial, ubicada en el poblado de Atlacholoaya, municipio de Xochitepec, Uriel Carmona estuvo acompañado de su abogado, Gabriel Regino García, quien logró su liberación el 22 de septiembre gracias a diversos los amparos a su favor.