Erick Abraján Juárez

  

El Fiscal General del estado, Uriel Carmona Gándara, informó que ya hay una persona detenida que podría estar involucrada en el homicidio de los jóvenes localizados sin vida el pasado viernes 12 de abril en un paraje de Fierro del Toro en el municipio de Huitzilac, al norte de Morelos. 

  

El funcionario mencionó que existen indicios de otras cuatro personas más que participaron en el asesinato de Noemí Guadalupe, de 32 años; y los hermanos Enrique y Javier García Díaz, de 34 y 29 años respectivamente, ambos trabajadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). 

Abundó que el sujeto detenido está involucrado en otras actividades ilícitas, tales como secuestro, asaltos, robo de vehículos y tala clandestina, y quien es identificado con el apodo de “El Diablo”, por lo que se espera “firmeza” de las autoridades jurisdiccionales para resolver el caso.  

  

“En el caso de la persona detenida se realizará la audiencia inicial. Ya fue presentado ante el juez de control este sujeto. Esperamos que haya firmeza en el juez penal para sacar a esta gente de la calle porque es un delincuente de alta peligrosidad”, dijo el Fiscal.

  

 “Ha sido importante el apoyo de la 24 zona militar que ha brindado fuerza operativa. No están detenidos todos los que participaron en el ilícito, pero a la brevedad los vamos a presentar ante los jueces. Se trata de una banda que opera en la zona de Huitzilac. No tenemos una denominación específica para este grupo; sin embargo, los tenemos identificados y se va a lograr su detención”, aseveró.

  

Los cuerpos de las víctimas fueron localizados en los límites con la Ciudad de México, luego de que desaparecieron el pasado el miércoles 12 de abril, tras acudir a una cita médica en el estado vecino; sin embargo, a su regreso por la carretera federal, ya no se supo de ellos a la altura de Tres Marías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *