Las traiciones de AMLO

 

La política es como una partida de ajedrez: según como se sitúen las piezas en los movimientos previos se generarán los subsiguientes. Los finales, en consecuencia, son predecibles y los grandes maestros pueden adelantar con muchos movimientos el desenlace.

En el debate entre los candidatos a la presidencia de la república realizado la semana pasada pudimos apreciar que la candidata Claudia Sheinbaum, al optar por no responder a los cuestionamientos realizados por su oponente Xóchitl Gálvez, salió muy bien evaluada por la mayoría de los comentaristas.

Pero no tuvo tanta suerte con López Obrador —ese que, contrariamente a lo que afirma Lord Molécula, nunca actuó como “presidente de todos los mexicanos”, sino lo siguió haciendo como líder de partido. AMLO criticó agriamente a Sheinbaum por no elogiar sus logros gubernamentales, muchos de los cuales solo él ve. AMLO parece no darse cuenta de que es ella la candidata de su partido y, en consecuencia, que a ella corresponde definir el sentido de su campaña. AMLO traiciona a su propia candidata al inmiscuirse en su estrategia, cuestionarla y no permitirle desarrollar su propia voz.

Una traición similar ocurre en la política de Morelos. Recordemos que, en el 2018, AMLO decidió hacer alianza con quien había sido alcalde de la capital —sin mucho brillo, por cierto— y proponerlo a la gubernatura bajo el sello de su partido. Es así como el futbolista Cuauhtémoc Blanco se hizo de la gubernatura de Morelos. Lo único que prometió cuando era candidato —encarcelar al anterior gobernador— nunca pudo cumplirlo, pero si le permitió implantar un régimen de terror donde todos los funcionarios de la anterior administración eran, según él y por decreto, corruptos y perseguibles, lo cual le hizo iniciar una serie de procesos judiciales, la enorme mayoría infructuosos… porque eran absurdos desde el inicio.

La incapacidad del futbolista fue tal que, con el paso de los años, los periodistas aprendieron que no debían preguntar al gobernador sobre la situación del estado… pero sí de la de la selección nacional. De eso sí sabía. Su gobierno pronto fue calificado como el peor del país y, a lo largo del sexenio, casi en ninguna evaluación permitió le quitaran ese lugar, el del peor gobernador de toda la República Mexicana.

Es por ello por lo que fuese tan ofensivo para los morelenses que cada vez que AMLO visitaba Morelos elogiase al futbolista. El colmo fue la visita a Cuernavaca de febrero pasado, esa donde, cuando el gobernador Cuauhtémoc Blanco fue abucheado por el mismo público que su partido había convocado, AMLO lo defendió diciendo: “en mi opinión, es un gran gobernador”. Y como el abucheo continuó, reiteró: “Ya lo dije y no me importa”, “Y me consta porque todo lo que hemos hecho en Morelos lo hemos hecho juntos”.[1]

Sinceramente no se si AMLO se dio cuenta de lo que dijo… si todo lo que Blanco Bravo ha hecho en Morelos lo hizo en colaboración con él, AMLO es, entonces, cómplice de todas las corruptelas y actos autoritarios que muy diversas organizaciones civiles han denunciado contra el actual gobernador.

Las consecuencias de tales movimientos son ahora patentes: la candidata del partido de AMLO al gobierno de Morelos —Margarita González Saravia—sufre por los movimientos de su líder. Ello permite a sus opositores echarle en cara que su proyecto representa “continuidad”, una frase que, en Morelos, es ¡continuidad con el peor gobernador de la República Mexicana!

No tiene sencilla la victoria la candidata de Morena, sus propuestas —varias de ellas muy valiosas pues ha decidido colocar al medio ambiente como prioridad de su gobierno— se encuentran empañadas por la trampa en la que la colocó AMLO: para gozar de su aprobación tiene que seguir la línea determinada por su líder y no puede declararse contra la continuidad, esa que, en Morelos, sería una desgracia.

Las reinas están inmovilizadas a y sólo pueden moverse sus peones… ¿será suficiente?

[1] https://www.infobae.com/mexico/2024/02/10/amlo-defiende-a-cuauhtemoc-blanco-tras-abucheo-es-un-gran-gobernador/#

Imagen: Freepik.com