Angelica Estrada  

  

En el marco del Día de las Madres, las autoridades han emitido información sobre la maternidad temprana y sus consecuencias en las adolescentes en México, es la otra cara de la moneda en torno a esta celebración, son los embarazos en adolescentes, una de las principales problemáticas, no solo en Morelos sino en todo el país.

Se ha informado que en el último año, en Morelos, alrededor de 4 mil niñas y jóvenes de entre 12 y 19 años se han convertido en madres, lo que representa una problemática que afecta a todo el estado, y que es de interés de salud pública debido a los riesgos que representa para las mujeres que, al ser adolescentes, no cuentan con el desarrollo físico y mental adecuado para una gestación saludable ni para una maternidad responsable.

Según el Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos, en el 2021 se registraron 3 mil 883 nacimientos de madres adolescentes, mientras que en el presente año ya suman más de 2 mil 900 nacimientos de madres desde los 12 años en adelante. Esto significa que una de cada cuatro mujeres que son madres en el Estado, son adolescentes, ubicando a Morelos por encima de la media nacional en términos de embarazos adolescentes.

Los municipios con mayor tasa de nacimientos en embarazo en la adolescencia en el estado son Ocuituco, Jonacatepec, Tlalnepantla, Tlayacapan, Totolapan, Huitzilac, Temixco, Tetecala, Yecapixtla, Tetela del Volcán, Cuautla y Yautepec, siendo este último el de mayor incidencia en el 2022.

La maternidad temprana es un problema que afecta a las comunidades más marginadas, siendo la desigualdad, la pobreza y la falta de oportunidades de estudio algunos de los principales factores.

Además, el confinamiento por la pandemia de COVID-19 también ha contribuido al aumento de los embarazos adolescentes, algunos de ellos producto de agresiones sexuales, según revela un estudio del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos. De hecho, del 2020 al 2021 se registraron 100 embarazos en adolescentes de 14 a 19 años y un porcentaje, sin precisar, fue por abuso sexual de familiares cercanos.

De los más de 365 mil bebés que nacen al año de madres niñas o adolescentes, poco más de 9 mil fueron de menores de 15 años y, el 98 por ciento de ellas, tenían entre 13 y 14 años.

Además, el 37 por ciento de los progenitores de los bebés de las niñas que se embarazaron entre los 10 y 14 años, tienen edades que oscilan entre los 15 y los 19 años, mientras que el 18.6 por ciento son hombres con más de 10 años de diferencia, es decir, que tienen entre 20 y 24 años.

Por otro lado, el 14.7 por ciento de quienes fueron madres durante la niñez refieren que su embarazo fue por convencimiento, coerción o violación.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (CONAPO) en México, dos de cada 10 niñas y adolescentes en promedio se unen y viven en pareja, lo que significa que antes de cumplir 18 años empiezan una vida que corresponde a la adultez y frecuentemente ya son madres.

 

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *