loader image
Una mujer sentada frente a una computadora Descripción generada automáticamente con confianza media

Viviana Gutiérrez

Margarita González Saravia presentó su novela histórica mexicana, “El Pacto”, en el auditorio de la Escuela de Teatro, Danza y Música de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) el pasado viernes. La obra se centra en el periodo político encabezado por el presidente Miguel Alemán, el cual dejó una marcada influencia en la historia de México, con consecuencias que aún se sienten en la actualidad. La novela expone un periodo “oscuro” de la historia que sigue afectando a la sociedad, retratando una época egoísta que solo beneficiaba a unos pocos, en detrimento del bienestar común.

La trama gira en torno a la vida de un joven de origen humilde, hijo de un general revolucionario, quien llega a convertirse en presidente gracias a un pacto que hizo con sus amigos de la escuela. Este pacto marcó el inicio de la corrupción institucionalizada en el país, convirtiéndola en una forma de gobierno y saqueo constante de las arcas públicas.

Durante la presentación, Margarita González Saravia compartió que su obra, aunque “pequeña y sencilla”, pretende transmitir sus reflexiones sobre esa época de México que dio origen al partido tricolor. Destacó la importancia de comprender la historia como pieza fundamental para entender el presente.

“Para escribir la historia de El Pacto, me llamó mucho la atención cuando leí que un grupo de jóvenes en 1923 habían firmado un pacto para alcanzar el poder en México. A medida que profundicé en el tema, descubrí que este grupo de jóvenes estaba liderado por Miguel Alemán Valdés, quien posteriormente llegó a ser presidente de la República. Investigar cómo se organizaron para acceder al Gobierno y generar un proyecto propio de interés individual y económico, fue lo que llevó a institucionalizar la corrupción”, explicó la autora.

Este hecho histórico impresionó tanto a González Saravia que dedicó parte de su tiempo a investigar por qué y cómo sucedió, así como la trascendencia que ha tenido en la historia política e institucional de México durante la primera mitad del siglo XX.

“La historia está contada por un personaje ficticio que inventé llamado Álvaro, quien nació en el mismo periodo que Miguel Alemán, en 1900, durante el porfiriato. Mi personaje ficticio narra cómo se desarrolla esta historia. En 1920, ambos llegan a estudiar la preparatoria y coinciden, formando un grupo de poder e intereses no en beneficio del país, sino para enriquecerse. Esto queda plasmado en ‘El Pacto’, un documento histórico que existe y se encuentra en los Archivos de la Nación.”

La novela relata cómo el grupo de jóvenes se involucra en negocios inmobiliarios, construcción de fraccionamientos y compra de tierras para obtener poder y dinero y continuar trabajando en la política, obteniendo beneficios personales. González Saravia señala que estas acciones son “naturales” en los gobiernos actuales, una justificación que Miguel Alemán y sus amigos respaldaron con la frase de Ramón Beteta, quien durante su sexenio se desempeñó como secretario de Hacienda: “hay muchas formas en las que un funcionario puede enriquecerse sin que necesariamente sean ilegítimas sus acciones, aunque tampoco sean éticas”.

Una mujer sentada frente a una computadora

Descripción generada automáticamente con confianza media

Sitio web

Descripción generada automáticamente con confianza media

Foto: especial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *