Jojutla, el municipio más caliente de Morelos, tiene algo que mostrarnos a todos nosotros: lo que puede hacer una comunidad que cree en ella y tiene confianza en su futuro.

Golpeada de manera dramática por el terremoto de 2017, no alcanzó a concluir su reconstrucción cuando, como todos nosotros, tuvo que hacer frente a la pandemia y frenar sus esfuerzos.

En la primera tragedia, el terremoto que ocasionó más pérdidas materiales que humanas, los jojutlenses lograron unirse de una manera singular en solidaridad con las víctimas y quizá la empatía recobrada les ayudó a sobrellevar la segunda tragedia: el Covid.

Pero Jojutla, además, contó en la presidencia municipal con alguien que vivió el drama del terremoto de primera mano y que, como cualquier vecino, intentó de ayudar en lo que podía ofreciendo su esfuerzo y sus recursos, así es que, cuando le tocó administrar el municipio sabía perfectamente de qué tamaño eran las necesidades y, entre éstas, cuáles eran las verdaderas urgencias.

Juan Ángel Flores Bustamante, de quien publicamos hoy una entrevista, ya al frente del gobierno municipal, encabezó una muy exitosa campaña de reconstrucción negociada personalmente tanto con la iniciativa privada como con el gobierno federal, y que solamente se vio frenada temporalmente por la pandemia, por eso es por lo que aún en estos momentos no pueden dar por concluida los trabajos de reconstrucción.

Pero sus esfuerzos son reconocidos ampliamente por la comunidad: logró reelegirse con una mayor cantidad de votos que los que obtuvo cuando llegó a la presidencia municipal por primera vez en 2018, y eso que entonces -como él mismo reconoce- cabalgaba sobre la ola de popularidad que le granjeó su esfuerzo de organizar a la comunidad en la emergencia del sismo; no es de extrañar que hoy sea considerado en algunas encuestas como uno de los presidentes municipales cuyos gobernados les concedenuna aprobación que supera a la mayoría de ediles a nivel nacional.

Naturalmente –“y de manera legítima”, subrayaría Flores Bustamante- quiere competir para obtener la candidatura de Morena para pelear la gubernatura en 2024, y en la entrevista que le concedió a La Jornada Morelos demostró un evidente entusiasmo por participar en la encuesta que su partido ha establecido como mecanismo para definir la candidatura.

Sus resultados ahí están. Jojutla, a pesar de sus heridas que no terminan por sanar, ha logrado transformarse para bien y,ahora, sus gobernantes y vecinos dicen que está mejor que antes.

Jojutla todavía tiene pobrezas, una economía que se niega a dar el estirón, padece de falta de acceso a los servicios públicos y, como en todo el estado, batallan con lainseguridad -aunque este es uno de los aspectos que han logrado revertir-, pero su caso de éxito radica en el ejemplo de una comunidad que cree y tiene confianza en su gobierno,y que éste responda con hechos, responsabilidad y transparencia.

Esto es lo que distingue a Jojutla en la actualidad. Un genuino caso de éxito de la esperanza en que las cosas pueden mejorar a pesar de las adversidades que se nos presenten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *