Erick Abraján Juárez

  

A través de las redes sociales, Luis Alberto Ibarra Ramírez, alias “El Diablo”, difundió un video en el que relata cómo fue detenido y torturado por agentes de la Policía de Investigación Criminal de la Fiscalía General del Estado (FGE), encabezada por Uriel Carmona Gándara, a quien señala de «proteger» a un criminal que opera en la zona norte de Morelos. 

  

En el video de casi 11 minutos de duración, “El Diablo” narra por qué lleva este apodo y cómo fue a parar a un hospital tras ser baleado por un hombre a quien identificó como “Erick Criminal” y quien asegura es protegido por el Fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara. 

  

“Erick Criminal me disparó, tengo una herida de bala aquí, que me entró a la altura de mi sien, unos centímetros y yo hubiera estado muerto, y ésta es la herida donde me entra y ésta es la herida acá atrás a donde me sale el tiro.  La gente de mi pueblo me conoce y sabe lo que soy; éste es el que debería estar metido en la cárcel porque él [dice señalando un periódico en donde aparece Uriel Carmona] trabaja con Erick Criminal; presiento que son los verdaderos responsables de esas muertes y de más muertes porque este señor trabaja con Erick Criminal. Es una persona de 1.70, 1,75, romudita, con barba, brackets y todo el tiempo usa su gorra, él es una persona que le gusta que le digan ‘El Criminal’, toda la vida presume sus armas de fuego, presume que tiene infinidad de contactos, uno de sus contactos que más presume es el de la Fiscalía”, narró Luis Alberto Ibarra. 

  

Tras ser baleado por “El Criminal”, Luis Alberto buscó ayuda en un hospital, hasta donde llegaron agentes de la Fiscalía General del Estado para entrevistarlo. 

  

Señaló que los agentes de la fiscalía le hicieron firmar su declaración sin que la pudiera leer, e incluso le tomaron sus huellas dactilares al retirarse del lugar. 

 

Ibarra Ramírez asegura que tres días después los policías regresaron con una orden de aprehensión, la cual consiguieron tras catear la casa de su hermana.  “Estuve tres días en el hospital, regresan, me dan mi alta, estas personas suben por mí, me bajan y me presentan una orden en donde me dijeron ‘tú estás arrestado por una orden de homicidio’”.  

Asegura que las pruebas presentadas en su contra fueron falsas, ya que él nunca mencionó al personal de la FGE donde era el domicilio de su hermana, por lo que desconoce porque catearon ese lugar donde presuntamente encontraron los elementos para inculparlo. 

  

A partir de ese momento, “El Diablo” asegura que comenzó a ser torturado. 

  

“Recuerdo que me agacharon, me llevaron a una casa, me golpearon, me dieron muchos golpes, me torturaron, me decían ‘ya te pusieron, cabrón; ya te pusieron, cabrón; tú mataste a esos jóvenes’ y, pero yo no sabía qué onda y al no contestarles nada, más me torturaron, me echaron agua en la cabeza, me pusieron una bolsa de plástico en mi cabeza y querían que yo dijera que yo los maté, que yo los desaparecí, que yo todo.” 

  

  

Señala al Fiscal Uriel Carmona Gándara de brindar protección a “El Criminal” 

  

“Yo sabía que su jefe, al que le paga dinero, al que le da dinero, se llama Uriel, ya en la audiencia, viendo que él me culpa a mí de ser el presunto responsable de estos chavos, él me culpa a mí, entonces yo ya de ahí sé que él es Uriel Carmona, él es su jefe de Erick Criminal, a quien protege, a quien le resuelve todos los problemas. 

  

“Si, Erick Criminal es intocable, es porque su jefe, Uriel Carmona, le resuelve todo, todo, todos los problemas que él tiene de Fiscalía”, cuenta. 

  

Luis Alberto Ibarra Ramírez fue acusado por la Fiscalía del Estado de ser uno de los responsables del triple homicidio cometido en Huitzilac, pero la FGE no pudo acreditar la validez de las pruebas presentadas por lo que fue dejado en libertad por una Jueza de Control en la audiencia de Vinculación a Proceso, quien también solicitó activar el Protocolo de Estambul, ante los señalamientos del acusado de haber sido víctima de tortura. 

   

  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *