Hugo Barberi Rico

Juan Lara Castillo, a sus 74 años y con 25 de participar en la ofrenda o «huentli» en la cueva de «Coatepetl» por el camino real de Xoxocotla, una tradición que une a los pueblos autóctonos de Atlacholoaya, Xoxocotla y Alpuyeca, para pedir un mejor tiempo y abundancia en la producción agrícola, ahora también pide a las nuevas generaciones que continúen con esta antigua tradición que ha unido a familias y comunidades enteras por generaciones.

Juan Lara, un ciudadano de Xoxocotla y uno de los pocos que aún conserva la lengua materna, el náhuatl, con la cual se comunica con su esposa, expresó la necesidad de difundir este tipo de tradiciones, como el «huentle» en Xoxocotla o «huentli» en Cuentepec, para rescatar su importancia y relevancia.

En una entrevista realizada en su hogar en el centro de Xoxocotla, Juan Lara mencionó que es importante que los niños, jóvenes y nuevas generaciones conozcan todas las tradiciones de los pueblos originarios, incluyendo la suya.

Por primera vez en 25 años, Juan Lara no pudo asistir esta vez al tradicional «huentle» debido a un accidente que sufrió.

Los lugareños explican que esta tradición se basa en ir a la cueva del cerro «Coatepetl», cuyo nombre significa «Cerro de La Serpiente», para pronosticar cómo será el tiempo, si habrá muchas o pocas lluvias, lo cual afecta la producción agrícola. Se realizan algunos rituales, como explicó Juan Lara, para pedir a los vientos que no dañen los cultivos y se colocan ofrendas a nombre de la comunidad, como desde hace cientos de años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *