HUGO BARBERI RICO

Ante las descargas de aguas negras que prevalecen en el municipio de Miacatlán, así como de otras descargas de algunos prestadores de servicios que rodean parte del lago de Coatetelco, y la pretendida instalación de una planta tratadora de aguas residuales, la situación es «muy preocupante», declaró Abel Galicia Santana. Incluso, los ejidatarios han expresado en otras ocasiones que temen «una epidemia».

Además de la contaminación inminente del lago que afecta a decenas de familias de pescadores y habitantes del nuevo municipio indígena de Coatetelco, se agrega la burocracia y el desinterés de diversas autoridades para atender la queja de los pescadores, como lo es de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), detalló Abel Galicia.

El pescador informo que como productores «hemos ingresado muchas denuncias sobre las descargas que vienen de Miacatlán. Hemos hecho las denuncias ante diferentes dependencias y de repente nos hablan, pero que no arreglan nada».

Incluso, dio a conocer que el mismo ejido recibió la denuncia y petición de que intervinieran desde el año pasado, con la presidencia del comisariado ejidal anterior, y «no habían, ni siquiera, contestado hasta hoy, para que veas cómo está la burocracia. Vemos que lejos de una solución, el problema se vuelve más complejo».

Sin embargo, Abel Galicia advirtió que seguirán exigiendo que se intervenga contra la contaminación inminente del lago, cuya realidad afecta a los restauranteros que prestan sus servicios en palapas y que no han querido tocar el tema. Lamentó que el grupo de pescadores busque una política de limpieza del lago y, por otro, el ayuntamiento mantenga el riesgo de que se contamine más.

De continuar la tendencia que lleva el caso, «tendremos que emigrar a Estados Unidos o dedicarnos a otra cosa», pues solo han sido ignorados por las autoridades y toda la contaminación y lo que consideran una nueva amenaza, la planta tratadora, continúa.

Cabe informar que desde el 16 de diciembre de 2021 la Presidencia del Comisariado Ejidal solicitó la intervención de José Luís Acosta Rodríguez, director general del organismo «Cuenca Balsas», para resolver el citado problema de las descargas de aguas negras, «tan añejo como la construcción de la red de drenaje que implementaron para beneficio de seis colonias del municipio de Miacatlán, aledañas a la periferia de la laguna y que, dadas las circunstancias, tememos que pueda surgir una epidemia por tanta contaminación», según su misiva en la que también citan que ya habían solicitado el apoyo de la Ceagua, cuya dependencia lo único que hizo fue enviar a dos personas para llevar a cabo «el reconocimiento de los lugares de descarga».



Foto Hugo Barberi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *